Descubra Bucarest la esencia de Rumanía
Viajes - Visitas a Lugares


Descubre la Petit Paris del este europeo “Bucarest”




La Capital rumana cuenta con muchos atractivos, entre los que se encuentran  los museos, gracias a ellos, pues basta un recorrido por los diferentes museos, podemos conocer y comprender la historia y la cultura de un país: El Museo de Historia de la Ciudad de Bucarest (palacio del siglo XIX); de Historia Nacional de Rumania; de Arte de Rumanía; El Museo Nacional Cotroceni, incluido en el Palacio Cotroceni, actual sede del presidente de Rumania; el Museo Militar y el  de la Comunidad Hebrea de Rumanía.


Pero, un destino especial para los turistas lo representa el Palacio del Parlamento, construido en 1989, es según el libro Guinness  el segundo edificio más grande del mundo (270m x 245 x 86 metros) después del Pentágono, con una superficie de 330.000 metros cuadrados. 


El Palacio del Parlamento está en el centro histórico y geográfico de la ciudad y ha sido construido en una colina artificialmente creada. La arquitectura interior es de estilo Brancovenesc típico rumano, y los materiales utilizados para su construcción son provenientes únicamente de Rumanía. Como curiosidad, en este edificio no existe ningún tipo de sistema de aire acondicionado, la temperatura en verano se regula por un sistema de ventilación natural.


Este Palacio tiene una altura de 84  metros con un total de 12 pisos y 8 bajo tierra, en forma de pirámide sin cima. Alberga el Parlamento de los Diputados y del Senado. Conocido en la época comunista como La Casa del Pueblo, ahora dentro de este imponente edificio se encuentra el Museo Nacional de Arte Contemporáneo de artistas rumanos y el Museo de costumbres populares de Rumanía.

Desde aquí nos dirigimos, cruzando el río, al Museo Nacional de Historia de Rumanía, es el más importante de todo el país, desde la prehistoria hasta nuestros días con piezas de histórico valor descubiertas en Rumanía. A pocos metros, por la calle Stavropoleos, está la Iglesia Stavropoleosiene en la que se encuentra una colección de iconos del siglo XVIII, así como frescos recuperados de las iglesias demolidas durante el régimen comunista. A pocos metros de esta iglesia está el Museo del Banco Nacional de Rumanía que tiene una importante colección de numismática significativa en la historia de la moneda de este país. 


Estamos en la parte antigua de Bucarest en la que, además de todos estos monumentos, encontraremos restaurantes, bares, pubs y clubs siendo también   la zona de diversión en la noche. Hay dos históricos restaurantes-cafeterías como son El Negresco y la cervecería Caru´cu bere, donde los rumanos y turistas  se sientan a disfrutar de las vistas  del centro histórico y a conversar amenamente en los cafés.


La ciudad de Bucarest conocida como la pequeña París del Este Europeo, ya que arquitectos franceses construyeron  los edificios en recuerdo de la capital francesa como el Arco de Triunfo. Edificios de estilo la Belle Époque se encuentran principalmente en la Avenida Victoria, que empieza en la parte antigua de la villa, como el mencionado Museo Nacional de Historia de Rumanía, el Palacio C.E.C, el Centro Nacional Militar, la iglesia Kretulescu, construida entre 1720-1722, y el Palacio Nacional; el Museo Nacional de Arte Rumano en la que se puede ver la escultura “The Player” de Brancusi, el rumano más internacional de las Artes Plásticas.


Bucarest cautivará al descubrir en la ciudad una nueva cara en cada cambio de luz: en la mañana y en la tarde; también sorprenderá el Museo de la Villa (museo Satului) que es uno de los más grandes museos etnográficos de Europa (13,5 H) en el Parque Herastrau, presentado por áreas geográficas se pueden ver 350 estructuras y 55.000 objetos.


No podemos abandonar esta bella ciudad sin ver el Ateneo Rumano, construido por el arquitecto francés Albert Gallaron, el cual es una joya de la arquitectura de Bucarest del siglo XIX-XX. En este santuario de la cultura  es donde se celebra el Festival Internacional de Música “George Enescu”, gran compositor rumano que tiene su museo en el Palacio Cantacuzno, donde encontraremos partituras, objetos pertenecientes al gran músico y también su primer violín que tuvo a la edad de cuatro años.

Bucarest es la primera ciudad del sureste de Europa que acogió en el año 2005 la CowParade Internacional, esculturas de vacas decoradas, y desde ese mismo año, Bucarest tiene su propia Bienal de Arte Contemporáneo, ciudad unida al arte.


En la Historia de Bucarest (1939) de Nicolae Lorga, dice “Bucarest es una creación de nuestra nación, es nuestra originalidad, es cada cosa que nosotros seamos capaces de hacer “.  Por lo tanto encontraremos en ella su originalidad, belleza y grandeza y, sobre todo, la amabilidad del pueblo rumano.


Por todo ello, no pondremos barreras a la imaginación porque los rumanos nos esperan con los brazos abiertos.


Oficina de Turismo de Rumania.

C/ Alcántara, 49-51  Madrid   Teléfono 91.401.42.68 e-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  www.rumaniatour.com.   


Juan Manuel Rodríguez

Cardinalia Comunicación