El Raposo, espacio de salud y bio en pleno paraíso de la dehesa extremeña
Balnearios & Spas - Balnearios


El Raposo, espacio de salud y bio en pleno paraíso de la dehesa extremeña 




El Balneario El Raposo, enmarcado en plena naturaleza de los campos extremeños y de fuerte tradición familiar, se presenta con innumerables y sugerentes recursos que van desde una excelente gastronomía hasta atractivas propuestas donde mimar el cuerpo y la piel. Todo ello, sin olvidar su principal cometido: sus aguas y lodos terapéuticos dentro del centro termal donde, además, a los pequeños de la casa se les hace un guiño. 


Extremadura es sinónimo de naturaleza, de escapadas, de buena gastronomía en forma de jamón ibérico de bellota, quesos de torta, aceites de gran calidad, pimentón, cerezas… Cocina de calidad, con denominación de origen y jactándose de ser la Comunidad Autónoma con más denominaciones de origen de España. Además, siempre maridada con el mejor vino, puesto que es zona vitivinícola por excelencia como así lo denota su Ruta Ribera del Guadiana. Pero Extremadura es mucho más. Es sinónimo de salud y bienestar. Un lugar en el que desconectar, recargar las pilas y lograr una puesta a punto en el cuerpo y la mente. Esto es lo que pretende el Balneario El Raposo, emplazado en la localidad del mismo nombre y enmarcado en un bosque de eucaliptos en plena naturaleza. Un lugar de visita obligada y de esos paraísos escondidos que, una vez descubiertos, deben visitarse en grandes dosis. 


El Raposo es un balneario con historia. Cuentan que tomó el nombre de la zona en la que está situado (Badajoz), por la cantidad de `raposos´ (zorros) que habitaban la región. Situado en la Vía de la Plata, muy próxima a la localidad pacense de Zafra, en una finca con deslumbrantes jardines, abundante vegetación y plantas aromáticas como la salvia, el romero, el tomillo, el orégano y la lavanda. Una extensión de 7,5 hectáreas que ha obtenido en 2014 su primera cosecha y que pronto verá sus frutos en la comercialización de las plantas. Una potente industria ésta, la de las plantas, que también se orientará a la alta cocina, a las infusiones y al mundo de la cosmética con sales y aceites esenciales, especiales para el cuidado de la piel. 


El balneario es más, mucho más, como lo refleja la futura plantación de viñedos que le conferirán un valor añadido que se contrasta, además, por la ubicación en la que se encuentra, Matanegra, en plena Tierra de Barros, muy bien considerada para la elaboración de este caldo y todo un reclamo para quien visita este centro termal con el objetivo de desconectar. 


Aunque, sin duda, el punto fuerte de El Raposo son sus aguas, declaradas de utilidad pública en 1926, además de que este centro, de amplia tradición familiar, está especializado en la aplicación de lodos termales, especialmente beneficiosos para el aparato locomotor junto a los tratamientos que aquí se concentran. Éstos se combinan con las más altas y avanzadas tecnologías y terapias que se dirigen a públicos de todas las tipologías; desde personas mayores, parejas hasta familias con niños, disponiendo para los pequeños de la casa de propuestas específicas como campamentos infantiles, juegos al aire libre, piscina, formación en las aulas de verano y sesiones de descanso. Y durante el resto del año, entretenimiento en el mini rocódromo habilitado en las inmediaciones del balneario, con tirolina y zona de juegos. 


Entre las instalaciones del centro, formadas por un hotel y un balneario y certificadas con la Q de Calidad desde 2008, destaca una piscina interior climatizada con circuito termal, una piscina exterior, salas de masaje y belleza y una extensa variedad de tratamientos relax, además de un magnífico restaurante, Matanegra, que se sitúa a un gran nivel, con productos autóctonos y servicio impecable, y que ofrece lo mejor del mercado con la más alta calidad en sus materias primas y productos extremeños. A esto se suma su cafetería, una biblioteca, una sala de formación y salones para la celebración de todo tipo de eventos, familiares y de empresa. 


Sin duda, desde este centro termal cuidan hasta el más mínimo detalle, prestando especial atención a la piel, tan dañada en el día a día. Desde El Raposo, integrado en la marca Extremadura Termal, se trabaja con la marca Balcare, una línea de cosmética termal bio puesto que usa las aguas del manantial y los lodos naturales: jabones, cremas, geles… Un claro ejemplo de la amplia variedad de servicios que harán las delicias de quienes opten por una escapada relax y bienestar que servirá para renovar energías y alcanzar el equilibrio del cuerpo y la mente en cualquier momento. 




Sobre El Raposo 

Enmarcado en la Dehesa Extremeña e integrado en la marca promocional de Extremadura Termal, se encuentra el Balneario El Raposo. Cimientos que se remontan a 1860 y que le constituyen como destino ideal para aquellos que desean renovar energías, liberar estrés y curar cualquier tipo de afección. El Raposo, junto a la marca Extremadura Termal de la que forma parte, es la nueva marca promocional de la Asociación de Balnearios de Extremadura, formada por seis centros termales únicos, situados en las provincias de Cáceres y Badajoz: Alange, El Raposo, Salugral Termal Resort, Fuente del Trampal, Baños de Montemayor y Brozas. El objetivo que persigue con esta nueva marca es aunar en un mismo producto bienestar, salud, ocio, gastronomía, naturaleza, familia, historia, arquitectura, cultura, miles de leyendas y un hermoso territorio por descubrir y disfrutar durante todo el año.


                                             


                                                                                               www.balneario.net