Estonia, tradición y modernidad en un pequeño país Báltico
Balnearios & Spas - Balnearios


Estonia, tradición y modernidad en un pequeño país Báltico


Dos noticias que nos llegan de Estonia nos muestran los dos lados de este país, su respeto por tradiciones centenarias y su indiscutible posición a la vanguardia de las nuevas tecnologías. Por un lado, la tradicional sauna estonia de humo ha sido incluida en la lista de Patrimonio Intangible de la Humanidad; por el otro, Estonia se convierte en el primer país del mundo en ofrecer la e-residencia.

A finales de la primavera 2014, Estonia postuló la antigua sauna de humo al estilo de Võromaa para ser incluida en la prestigiosa lista de la UNESCO.

La tradición de la sauna de humo Estonia es una parte importante de la vida diaria en la comunidad de Võro. Cuenta con un rico conjunto de tradiciones, entre ellas, las costumbres de baño en sí mismas, la construcción y reparación de las saunas y el ahumado de la carne en las mismas. La sauna es un edificio independiente o una habitación de la vivienda en la que encontramos una tarima para sentarse o tumbarse y un horno cubierto de piedras que se utiliza para calentar la habitación. Al carecer de chimenea, el humo procedente de la madera quemada en este horno, circula por el recinto de la sauna. 


Se suele permanecer en la sauna hasta que el cuerpo rompe a sudar, para ello, se va echando agua de manera regular a las piedras calentadas por el fuego de la estufa, llenando el ambiente de vapor; al mismo tiempo, los usuarios golpean su cuerpo con ramas para exfoliar la piel y estimular la circulación sanguínea. Después de sudar, exfoliarse, relajarse y de los posibles tratamientos de salud, hay que refrescar el cuerpo saliendo al exterior y metiéndose en agua fresca. Este procedimiento, hay que repetirlo una vez más. Se trata de una costumbre familiar, que se lleva a cabo los sábados, festivos o durante los grandes acontecimientos familiares y suele ser el miembro de la familia más anciano, el responsable de preparar la sauna, contando con la ayuda de los más pequeños, pasando así esta interesante tradición de generación en generación.


Por otra parte, en contraste con estas tradiciones centenarias, encontramos la noticia de que Estonia se ha convertido en el primer país del mundo en ofrecer la residencia electrónica. 


¿Y qué es la residencia electrónica?  Se trata de una tarjeta inteligente (una identificación digital) que permite utilizar los servicios públicos y privados estonios de manera online. También permite a los empresarios conseguir una firma digital para utilizar en documentos, utilizar un encriptado para los documentos, pagar impuestos por empresas domiciliadas en Estonia, etc. y  todo con una tarjeta inteligente similar al carnet de identidad estonio. Los servicios públicos incluyen el uso comercial del registro para la creación y administración de empresas estonias online. 


Cualquier empresario puede abrir su empresa en Estonia sin necesidad de estar físicamente en el país, promocionando y activando, así, la economía de este pequeño país situado en el Báltico. En muy poco tiempo, se han recibido 12.000 solicitudes de e-residencia, la mayor parte de ellas desde los Estados Unidos, Finlandia, Reino Unido, Canadá e India y más de la mitad indican que quieren crear una empresa en Estonia, poniendo de manifiesto que este tipo de fórmulas son muy atractivas para fomentar la inversión internacional en el país.


Más información en: www.visitestonia.com/es