La Vella Farga refresca el verano con una paradisíaca piscina infinity rodeada de prados y bosques
Hoteles & Posadas - Hoteles con encanto


 Situado en la comarca leridana del Solsonés


•         El hotel es un oasis de paz en el Solsonés donde el silencio, la calma y el confort convierten la estancia en una experiencia inolvidable


•         El chef Carles Esquerrer ha diseñado una carta casual con platos para disfrutar de manera informal junto a la piscina en contacto con la naturaleza


 Situado en la comarca leridana del Solsonés, a los pies del pre-pirineo catalán, el hotel de lujo con encanto La Vella Farga ofrece entre sus principales atractivos una espectacular piscina infinity pool climatizada que atrapa al visitante nada más llegar. Rodeada de prados y bosques centenarios, de día es un oasis de paz y belleza mientras que por la noche se convierte en el lugar perfecto para admirar las estrellas, relajarse o conectar con uno mismo.


Junto a la piscina se encuentra un pintoresco bar chiringuito de madera totalmente integrado en el ambiente que ofrece una carta gastronómica de verano a base de exquisitos sándwiches, platos ligeros, ensaladas y otros entrantes y postres para paladear tumbado en la hamaca junto a la piscina o en el área de descanso con mesas y sillas situada junto al hotel o incluso en la intimidad de la habitación.


La carta de verano se ofrece en horario de comidas de 13.00 a 16.00 horas y, para las cenas, de 20.00 a 23.00 horas.


El Hotel La Vella Farga es un acogedor y exclusivo hotel de lujo de 13 coquetas habitaciones fruto de la cuidadosa rehabilitación de una masía típica catalana del siglo XI situado en Lladurs, un pueblecito de la provincia de Lérida de poco más de 200 habitantes situado en la conocida como comarca de las mil masías.


Tras una cuidadosa reconstrucción y decoración proyectada por el matrimonio propietario dio paso a un precioso hotel con encanto donde la historia y el diseño caminan de la mano.