El encanto de la Posada de Toribia de Val de San Lorenzo (León)
Hoteles & Posadas - Hoteles con encanto


CASA RURAL LA POSADA DE TORIBIA


En el espacio en el que en otro tiempo ocupó una antigua posada, hoy se alza este acogedor establecimiento lleno de sugerentes detalles y pleno de cuidadas atenciones para hacer de la estancia una experiencia inolvidable.

Situada en el corazón de una de las localidades más señeras de la comarca leonesa de La Maragatería, en un valle regado por el río Turienzo y a tan solo 6 kilómetros de Astorga, Val de San Lorenzo atesora algunas de las más genuinas muestras del patrimonio inmaterial de la provincia:  su centenaria tradición textil de lana.

Esta manufactura, que se ha trasmitido y perfeccionado de generación en generación, hoy es ya una marca de calidad de paños, alfombras y mantas realizados en talleres familiares que reciben encargos de clientes tanto de cualquier parte del mundo como de la propia Casa Real. En el museo de Batán es posible acercarse a esta cultura tradicional a través de una extraordinaria muestra de la maquinaria mecánica de madera y hierro empleada en el procesado de la lana, entre la que llama poderosamente la atención los cilindros de apisonar y las cerdas de cardos naturales que se usaban para secar y cardar las mantas.


Tal es el vínculo de este pueblo con la lana que en su feria artesanal los indiscutibles protagonistas son los puestos de prendas y objetos de lana, sin faltar la forja decorativa, la alfarería o las tallas a mano.


Otra joya del legado etnográfico maragato es la fiesta en honor a la Virgen de Carballeda ligada a la costumbre de practicar el juego de los bolos maragatos, de vestir los personalísimos trajes maragatos y de que las mujeres luzcan las maravillosas joyas maragatas fruto de la maestría de antiguos orfebres.


 Val de San Lorenzo extiende su caserío a la vera  del Camino Gallego, una antigua ruta comercial  muy empleada por los arrieros maragatos en sus idas y venidas mercadeando entre la meseta y las tierras gallegas. Aún hoy se conserva una curiosa construcción conocida como la Caja de Ánimas, capilla en la que los viajeros pedían regresar a casa con buena fortuna a cambio de depositar un donativo.


Y en medio de este sereno conjunto urbano de casas de piedra, donde el sol brilla de manera muy especial y donde el aire vivificante del “sagrado” monte Teleno trae aromas de libertad, despliega sus encantos la Posada de Toribia.


Parafraseando a un viajero que casualmente se hospedó aquí y que la definió como “sencillamente excepcional”, esta casa rural es un universo de sensaciones placenteras. Desde su acogedoras habitaciones en las que predomina la calidez de la madera y equipadas con todas las comodidades, hasta el trato de la encantadora pareja propietaria, aquí se derrocha armonía y confort. Todo está pensado y decorado para proporcionar deleite.


El conjunto es un magnífico ejercicio de equilibrio entre el cálido minimalismo y el protagonismo de los materiales naturales que, lejos de tópicos que podría invitar al recargamiento decorativo, mantienen la mejor esencia de la tierra, al tiempo que respetan las formas de las directrices constructivas tradicionales: galerías orientadas al sur, un patio interior que delimita un escenario delicioso, amplios ventanales por los que el sol se convierte en un huésped más y, como denominador común, la atención cercana, exquisita y generosa de Mª Jesús y de Pedro.

Las cinco habitaciones con nombre propio en las que se distribuye el establecimiento son muy acogedoras y luminosas y están totalmente equipadas con baño completo, tv de pasma, wifi, calefacción independiente y todos los accesorios para que el viajero se sienta como en casa.


El establecimiento cuanta, además, de un amplio comedor en el que se sirven desayunos elaborados allí mismo, ricos y completos a base de productos naturales para empezar el día con mucha energía.


Como complemento a los servicios de calidad que caracterizan a la Posada de Toribia, sus propietarios proporcionan todo tipo de información detallada de los lugares de interés que merece la pena disfrutar en los alrededores. Además, este es el único alojamiento dela provincia pensado también para los moteros, para esos viajeros que se desplazan sobre dos ruedas, pues Pedro, experimentado motero con cientos de miles de kilómetros recorridos en Europa y África sabe muy bien lo que este tipo de viajeros necesitan al final de cada jornada, por lo que su casa rural proporciona también ese tipo de atenciones, un parking seguro, ayuda mecánica y la mejor información para realizar rutas inolvidables.


Sin lugar a dudas la Posada de Toribia es uno de esos alojamientos que jamás se olvidan. Original en su concepción de ofrecer calidad de manera muy cercana, aquí todo es fruto del conocimiento y de la reflexión para mantener siempre muy alto el listón del confort, razones por las cuales normalmente los clientes pasan a ser amigos que siempre vuelven.

LA POSADA DE TORIBIA
Calle Los Jardines, 4
Tfnos: 987 635 216 – 619 723 494
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
www.posadadetoribia.com
24717 Val de San Lorenzo (León)